martes, 4 de agosto de 2015

Orientaciones psicológicas para familiares de niños o niñas desparecidos

SOBRE LA DESAPARACIÓN DE SU HIJO O HIJA, TENGA EN CUENTA

 1. La desaparición de un hijo o hija es una situación inesperada y no anticipada dónde NO se han desarrollado recursos psicológicos que le preparen para enfrentar la situación. Por eso, es natural que se pueda perder la sensación de control y seguridad que hasta este momento ustedes tenían como familia. 



2. En los primeros momentos de la desaparición de un hijo o hija, es normal que la familia se vea envuelta en una multitud de respuestas emocionales: sentimientos de confusión, de frustración, de ansiedad, de profunda pena, de incertidumbre, impotencia, rabia, culpa, abandono, pudiendo llegar a descuidar sus necesidades personales y las de los demás… Todas estas respuestas son normales ante la situación anormal que están viviendo. 

3. Hay que tener en cuenta que lo primero es intentar localizar a su hijo o hija para que pueda regresar a su domicilio, por lo que debe comunicar la situación lo antes posible, a la policía, a sus familiares y amigos…

 4. Recuerde que nuestro equipo de psicólogos, trabajadores sociales y abogados está las 24 horas y los siete días de la semana a su disposición, en el servicio telefónico 116000 Teléfono ANAR para Casos de Niños Desaparecidos.